La Videncia

Cómo es el niño del signo Tauro

Conoce y ama al pequeño prodigo del zodiaco – el niño de Tauro

El horóscopo de cada uno de nosotros comienza a manifestarse desde la más tierna infancia, por ello es que hoy aprenderás cómo es el niño del signo Tauro y encontrar así la mejor forma de tratarlo y hacer que potencie sus cualidades. Relacionarnos con un niño teniendo en cuenta su signo del zodiaco es una estrategia que nos permitirá desarrollar un vínculo más cercano y sólido con esa personita, a la vez que la podremos ayudar a crecer de la mejor forma posible.

El niño de Tauro y su cuerpo

  • Vital: es sabido que el cuerpo es de suma importancia para todos los niños, pero en especial para los nacidos bajo la influencia del toro. Es más, si no logras comprender el verdadero significado que este pequeño nativo le atribuye a su cuerpo, difícilmente puedas llegar a enseñarle algo.

 

  • Contacto: ellos necesita de los mimos, las caricias y la upa para sentirse seguros y protegidos. Si es un varoncito y está llorando, jamás se te ocurra apelar al retrógrado comentario de “los hombres no lloran”; tu niño de Tauro llorará porque es muy sensible, y tu tarea será contenerlo hasta que se le pase.

 

  • Juego: tanto las niñas como los varones de este signo necesitan usar su cuerpo en sus juegos. Así es que los veremos subirse a los árboles y jugar a la pelota. Es algo natural de este signo, por lo que hay que dejarlos expresarse sin tratar de encasillarlos en un rol determinado de acuerdo a su género.

La Enseñanza y el Niño de Tauro

  • Una y otra vez: este signo no otorga la brillantez mental que los padres quisieran en sus hijos, pero sí les da algo mucho más importante y que les garantizará el éxito en la vida: la constancia y tenacidad. Son estas dos virtudes que tu pequeño torito usará para ir aprendiendo las diferentes destrezas y los conocimientos que la educación formal requiere.

 

  • Repetición con paciencia: sin embargo, cuando toca el turno de enseñarles modales, hábitos y costumbres en casa, tendremos que ser muy rigurosos… pero con nosotros mismos. Puede ser que tu niño Tauro necesite de la repetición y de la práctica para aprender, pero eso jamás debe hacerte actuar de forma agresiva con él o ella.

 

  • Firmeza, pero con cariño: si quieres sacarlo bueno y evitar que se encierre en sí mismo y deje de expresar lo que le pasa y siente, los gritos, las amenazas y mucho más los golpes, están descartados de su programa de educación. Lo que necesitarás es firmeza y constancia, pero con mucho cariño, aunque por dentro eches fuego.

A la hora de comer

Un niño toro es terco como una mula cuando se trata de negarse a comer lo que no le gusta. Respétale sus gustos y todo irá muy bien. No le gustan las frutas y las verduras, sino que tiene una marcada predilección por la carne y los lácteos.

Notarás que tiene un ritmo lento para comer, también deberás respetarlo en este aspecto. Si lo apresuras, puede que genere problemas digestivos.