La Videncia

Rasgos esenciales de cada signo del zodiaco

Para empezar por lo primero

Todos tenemos una personalidad que es la que nos recubre, es decir aquella con la que nos damos a conocer por la que nos recuerdan cuando incluso nos vieron una vez. A su vez, hay factores psicológicos que deberíamos desmenuzar con precisión si quisiéramos ir al fondo de nuestra esencia.

Ambos rasgos dependen de nuestro signo del zodiaco y hoy nos concentraremos en el primero de ellos, que es aquel que late en nuestra superficie.

¿Para qué nos sirve conocer algo tan obvio? En primer lugar, porque muchas veces lo evidente es lo que pasamos por alto. Verás al leer estas líneas que hay características tuyas que descubrirás aquí y en las cuales nunca habías reparado.

En segundo lugar y para concluir, conocer la superficie nos ayuda a saber con qué clase de persona estaremos lidiando cuando tengamos un nuevo jefe, un nuevo empleado o colega e incluso nos ayudará a saber cómo será la novia de papá si es que solo les preguntamos su fecha de nacimiento a cualquiera de ellos. Interesante, ¿verdad? Acompáñanos en es este fascinante recorrido.

Rasgos que definen la forma de ser de los signos del zodiaco

  • Aries: son valientes y llenos de coraje. Les gusta emprender nuevos proyectos antes de concluir los que tienen en curso. Le llama la atención todo lo que sea novedoso y de última generación. Su ánimo siempre está en las nubes y hasta allí querrán que los acompañes.

 

  • Tauro: se destacan por su entereza y mesura. Están siempre bajo control y piensan muy bien antes de cambiar cualquier cosa en sus vida, ya que los cambios los aterran.

 

  • Géminis: son muy alegres, conversadores y chispeantes. Llaman la atención sin proponérselo, ya que la vida a su lado es una promesa de diversión y aventura. Necesitan saber que podrán romper la rutina todos los días.

 

  • Cáncer: la dulzura, la suavidad y la protección hacia las más necesitados es lo que más destaca en ellos. Son excelentes consejeros, pero muy melancólicos también.

 

  • Leo: tiene que estar en conocimiento y en control de todo, ya que es el líder de la manada. Todas las decisiones deberán pasar por él, incluso las que toman los miembros de la familia a nivel personal. Se esfuerzan por llamar la atención, pero saben cómo hacer sentir al otro protegido y contenido.

 

  • Virgo: se caracterizan por ser ordenados y meticulosos, y muy mordaces al criticar también. Tienen los pies sobre la tierra y su lógica es sencilla de comprender.

 

  • Libra: si la belleza no los rodea, se encargarán de embellecer todo lo que esté a su alcance. A Libra las cosas le entran primero por los ojos, después las evalúan en otros aspectos. Son creativos, sociables y conciliadores.

 

  • Escorpio: seguros de sí mismos, los escorpiones escuchan un consejo con la misma atención que escuchan un tren pasar. Hacen lo que quieren y nadie los gobierna. Son ambiciosos, pero tienen principios muy sólidos que les permiten diferenciar el bien del mal. ¿Su gran defecto? Son vengativos hasta la muerte.

 

 

  • Sagitario: su consigna es vivir al máximo, por eso les cuesta mucho comprometerse, ya que eso implicaría arraigarse en un lugar y atarse a una persona. Les gusta llevar un estilo de vida variado y dinámico. Les encanta estudiar y aprender nuevas disciplinas.

 

  • Capricornio: les preocupa y ocupa el dinero, por ello trabajan incansablemente. Su ambición no tiene límites, pero no les gusta alardear de lo que tienen. No es el poder lo que buscan, sino la riqueza. Compatir tiempo con su familia es la prioridad número uno después del trabajo.

 

  • Acuario: son tan impulsivos que suelen arrepentirse de lo que dicen y de sus decisiones, pero jamás lo reconocerán. Los aguadores son muy orgullosos y un tanto altaneros, pero su humanitarismo es de los más admirables del zodiaco. Más que innovadores, bien podríamos llamarlos transgresores.

 

  • Piscis: son románticos y sutiles. Se aferran a las personas y a las cosas como si fueran su tabla de salvación. Su ánimo suele ser cambiante, pero por su dulzura se lo perdonamos todo.

Artículos relacionados