La Videncia

Hechizo infalible para que te pidan matrimonio

¿Quieres casarte?

Entonces primero tenemos que felicitarte, ya que el matrimonio es una institución que está perdiendo popularidad y valor en el mundo. Pero aún existen personas que, al igual que tú, desean adentrarse en una vida matrimonial que les dé felicidad y les permita compartir su vida a diario con la persona que aman.

Por lo tanto, si hace tiempo que estás en pareja y no puedes convencerla de llevarla al altar y de que te regale ese tan ansiado “sí”, entonces aquí ponemos a tu disposición un hechizo matrimonial que no falla y que te convertirá en una persona casada antes de lo que imaginas. ¿Lo quieres descubrir?

Poderoso hechizo para atraer el matrimonio

  • Materiales: un anillo tuyo, un anillo de la persona que amas, cinta dorada, cinta roja, una bolsa pequeña roja.

 

  • Une: es hora de comenzar, así es que unirás ambos anillos primero con la cinta dorada y después con la roja. Trata de hacer un nudo fuerte y prolijo; no uses una moña, sino un nudo, el cual debe ser triple con cada una de las cintas. Mide la cinta antes de comenzar, ya que si sobra mucha, la cortarás antes de atar los anillos, nunca después de que estén hechos los nudos.

 

  • Recita: ahora ha llegado el momento de recitar la oración que permitirá que ustedes se unan en matrimonio: ” la unión de estos dos anillos representa la unión matrimonial que va a existir entre nosotros por siempre. Con un anillo yo seré tu esposa y tú serás mi esposo. Todo lo que impide que nuestro matrimonio tenga lugar, quedará atrás. Tú dejarás atrás todas tus otras prioridades y te centrarás en nuestro amor y en amarme solamente a mí.”

 

  • Guarda: pon los anillos en la bolsita roja y, una vez tu pareja se ha dormido, la pones debajo de su almohada. Retírala antes de que se despierte. Esto solo lo harás una única noche, no más.

 

  • Cierre del hechizo: el hechizo tiene dos formas de cerrarse. Una de ellas es guardar los anillos atados y dentro de la bolsita, en un lugar al que nadie tenga acceso. Lo harás por siempre, incluso después de haber pasado por el altar. También te asegurarás de nunca decirle a nadie que lo has hecho, y mucho menos a tu pareja. La segunda forma de cerrar el hechizo es deshacer los nudos que unen a los anillos, devolverle a tu pareja el suyo y quedarte con el tuyo. Si haces esto, debes asegurarte de que ambos usen los anillos todo el tiempo.

¿Cómo evitar consecuencias negativas en un hechizo de matrimonio?

Cada vez que movemos las energías que generan la magia para obtener un beneficio propio, entramos en una zona de riesgo de la cual es esperable que salgamos habiendo sufrido ciertas consecuencias. Si bien estas no tienen por qué ser graves, hay formas de evitarlas.

En primer lugar, debemos hacer el hechizo de matrimonio a alguien que ya sea nuestra pareja, ya que es indispensable que nuestro deseo de casarnos surja del verdadero amor, el cual surge después de un tiempo prudencial de conocer a la persona.

Nunca debemos hacer este hechizo a una persona que tenga otra pareja que no seamos nosotros.

Por último, no podemos permitir que el motor que nos mueva sea el interés económico, las ansias por escalar socialmente o el miedo de quedarnos solteros. Recuerda que el matrimonio es la consolidación del más genuino amor.