La Videncia

Viajes astrales – características y beneficios

Mística y mítica rodean a los viajes astrales y los convierten en una gran incertidumbre. ¿Será que esta experiencia nos puede dar las respuestas que no encontramos en el mundo material? Te contamos todo lo que necesitas saber acerca del desdoblamiento de tu cuerpo astral.

Características del viaje astral

Un viaje astral consiste en una instancia en la cual la conciencia, también conocida como alma o cuerpo astral, abandona el cuerpo físico y explora otras dimensiones que son normalmente invisibles al ojo humano.

Durante este viaje, ambos cuerpos permanecen unidos mediante el conocido hilo de plata, el cual es un cordón intangible que no permite que el alma se aleje al punto de no poder volver al cuerpo físico.

Esta experiencia puede ser buscada mediante técnicas específicas para lograrla, así como también es posible que ocurra de manera inconsciente e involuntaria y sus características son:

  • Sensación de caerse a un abismo: ya sea que lo hayas inducido o que ocurra de forma espontánea cuando comienzas a dormirte, la sensación de ir cayendo lentamente en un abismo es característica de una experiencia astral.

 

  • Imposibilidad de movernos al despertarnos: si al despertarte no puedes moverte, es muy probable que tu cuerpo astral haya abandonado a tu cuerpo por un rato. Solo tienes que esperar y recobrarás tu motricidad total.

 

  • Zumbidos en la cabeza: ocurren cuando estás en estado alfa, ese estado intermedio entre el sueño y la vigilia, y no puedes hacer nada por terminar de despertarte. No debes sentir temor, ya que por algo fue que tu yo astral se ausentó por unos minutos.

 

  • Posibilidad de ver nuestro propio cuerpo desde arriba: ocurre en todas las modalidades de viaje astral. Incluso algunas personas han reportado verse a sí mismos en una sala de quirófano mientras estaban siendo operados.

Beneficios del viaje astral

Pérdida del miedo a la muerte: cuando te concientizas de que hay una existencia más allá del cuerpo, la muerte ya no es ese final amenazante al que le tememos cuando creemos que no habrá nada más que lo que hoy tenemos.

Conexión con nuestras vidas pasadas: las dimensiones con las que entrarás en contacto a través de un viaje astral no son necesariamente contemporáneas a nuestro tiempo, sino que las vidas pasadas pueden formar parte del escenario. En tal caso, podrás comprender mejor quién eres ahora y cuál es tu misión en esta vida.

Mayor valorización de la vida: una vez que tomas conciencia de que esta vida es solo una etapa en la eterna existencia de tu alma, la valorarás más y atesorarás cada uno de los momentos sobre esta tierra.

Sensibilizarnos a las experiencias extrasensoriales: es posible que jamás en la vida hayamos tenido la fortuna de experimentar un hecho extrasensorial. Sin embargo, a partir de tu primer viaje astral, es probable que tus sentidos se expandas y desarrolles el tan ansiado sexto sentido. Esto no solo te permitirá tener premoniciones, sino que tu comunicación con el plano astral se volverá más fluida.