La Videncia

El poder místico del coral

A diferencia de la mayoría de sus compañeras, el coral es una piedra de origen animal en vez de vegetal. El signo al que más favorece es Escorpio, por lo que cumple funciones estrechamente relacionadas con el yo interior y el descubrimiento de lo que yace más allá de los sentidos.

Seas de Escorpio o no, el coral vibra en una frecuencia tal como para aportarte los siguientes beneficios:

Cómo te beneficia el coral

  • Paz: esta piedra lleva a un estado de paz, tanto interior como exterior. De este modo, te sentirás sereno, conforme, feliz… pero también proyectarás este estado a tu entorno.

 

  • Intuición: esta es una característica con la que Escorpio nace. Por ello esta piedra es tan recomendada para el signo, ya que potencia esta virtud y la convierte en una destreza. Más allá de tu signo, usar un coral te permitirá anticiparte a los hechos. No podemos prometerte que conozcas el futuro de antemano, pero sí te aseguramos que la vida no te tomará desprevenido otra vez.

 

  • Antidepresivo: algunas situaciones de la vida llevan a que la tristeza termine por anquilosarse y se convierta en depresión. Cuando esto ocurra, pon un coral en el chakra de tu plexo solar y medita con las manos sobre él. En breve absorberá toda la energía negativa que se había acumulado en ti y te sentirás liberado del yugo de la depresión.

 

  • Sabiduría: de muy poco sirven los conocimientos si no logramos capitalizarlos en sabiduría. El coral consolida nuestros saberes y los vuelve a nuestro favor. Ahora sabremos cómo actuar, de qué forma reaccionar y hacia donde dirigirnos en la vida. A medida que lo uses con más frecuencia, el coral puede llegar a convertirse en tu voz interior. Llegará a tu conciencia y será el mejor consejero que puedas tener. Una vez que te habitúes a su contacto, empieza a escuchar a la voz que proviene de tu interior, ya que esta estará guiada por la energía insuperable del coral.

 

  • Buena suerte: si bien es mínimo el papel que juega en nuestra vida, no podemos negar que la suerte existe. Si tenemos la posibilidad de transformarla en buena suerte, ¿por qué desperdiciar esa función tan simpática del coral? Lo que nunca debes dejar de hacer es esforzarte, ya que la energía del coral sientas las bases para que tenga buen suerte la persona que la busca con dedicación.

 

  • Concentración: si te encuentras disperso y distraído, nada mejor que tener un coral cerca de ti. Cuando notes que rindes menos en el trabajo porque las preocupaciones te agobian, pon un coral en tu escritorio y tu realidad cambiará.

 

  • Aplacamiento del espíritu: es perfecta para esos momentos en los que te tornas impaciente, intolerante o violento. Llevarla contigo te hará una persona más fácil de tratar.

Artículos relacionados