La Videncia

Lo más sorprendente de cada signo del zodiaco

Ha llegado el momento de encontrar algo sorprendente en cada uno de los nativos de los doce signos del zodiaco. Hay algo oculto en esa persona que vive a tu lado y que estamos a punto de revelarte, ¿estás preparado?

Lo que cada signo tiene para sorprenderte

  • Aries – no toleran la frustración: avanzan a pasos agigantados porque no soportan la idea de fracasar. Para ellos la frustración es un sentimiento que los encierra en una mediocridad de la que les aterroriza no poder salir. Por esa razón es que si no obtienen éxito inmediato, desisten.

 

  • Tauro – puede llegar a despedazarte: jamás lo creerías si no lo vieras en acción. Lo cierto es que un toro es capaz de embestirte con sus cuernos y hacerte desangrar. Pero no temas, eso solo ocurrirá si te atreves a insultar a su familia o a provocarlo como si fuera un toro del mismo reino animal.

 

  • Géminis – sus comentarios pueden ser muy hirientes: es difícil determinar si los hacen por descuido o si su intención es hacerte sentir miserable. Puede ser que lo hagan por razones diferentes en cada momento, ya que hay algo de malicia en este signo de aire. Por lo tanto, no te lo tomes personal si te dicen cuánto has engordado desde la última vez que se vieron.

 

  • Cáncer – puede llevarte de las narices: con su voz suave y su bajo perfil, Cáncer es un perfecto manipulador. Si te descuidas, te encontrarás haciendo su voluntad. Les resulta muy fácil cambiar el curso de acción de los acontecimientos y de las personas. Cuídate, eres su blanco.

 

  • Leo – prepárate para quedarte hablando solo en medio de la calle: la petulancia de Leo los lleva a tornarse tan desagradables como imprevisibles en ocasiones. No son pocas las personas que se han encontrado hablando solas en la calle en el medio de una acalorada discusión con el felino zodiacal.

 

  • Virgo – te ayudará a crecer: parece difícil hacerte a la idea de que sus críticas puedan tener algo positivo. Sin embargo, después de un tiempo a su lado, y de haber sido expuesto a sus duros juicios, te darás cuenta de que ya no eres el mismo de antes: habrás madurado y tus actitudes serán las de un buen ciudadano.

 

  • Libra – puede ser tan malo como tú quieras: si quieres sorprenderte con el hijo de la balanza, solo prueba ser malo con él. Libra es tu espejo, por lo que te muestra con sus actitudes lo que tú eres. Si eres injusto o malo con él, lo será también contigo y no tendrá piedad.

 

  • Escorpio – lo sabe todo de ti sin que se lo digas: una combinación de intuición y agudeza mental hacen que el escorpión sepa lo que te pase en tu fuero más íntimo. Nunca les mientas acerca de lo que sientes, ya que será en vano y terminarás contándole todo al darte cuenta de que conoce tu alma.

 

  • Sagitario – puede olvidarse de ti tan rápido como deje de verte: si crees haber dejado una honda huella en el corazón del arquero que dejaste atrás… es hora de saber que estás equivocado. Un Sagitario te olvida antes de haber tenido tiempo de extrañarte. Si crees que un ultimátum y un abandono son los motivadores para que se lance a tus brazos y te ruegue no perderte… estamos obligados a informarte que estás creyendo en Santa Claus.

 

  • Capricornio – es el viento que impulsa tus alas: parte del sacrificio de la cabra es el de dar un paso hacia atrás para que tú puedas avanzar. Si estás en su corazón cuenta con que hará lo posible para que seas feliz y que brilles con esa luz que un Capricornio no cree merecer.

 

  • Acuario – es expresivo para todo, menos para el sufrimiento: los aguadores sufren en silencio porque no se atreven a demostrar su vulnerabilidad. Si los ves irónicos por demás, es que están sufriendo, pero te demostrarán lo contrario.

 

  • Piscis – llora hasta cuando no tiene ganas de hacerlo: puede resultarte extraña esta conducta si no perteneces al signo del pez, pero lo cierto es que el llanto es para ellos tan natural como respirar. Mientras que la mayoría de nosotros contenemos las ganas de llorar por pudor a hacerlo en público, ellos exhiben sus lágrimas como trofeos de guerra en cada oportunidad que tienen.

Artículos relacionados