La Videncia

Poderoso hechizo de amarre de amor

Magia para amarrar

El amor es algo muy importante en la vida. Sin él nada tiene sentido y gracias a él podemos llegar a compartir nuestros días con una persona especial, que nos haga sentir únicos y que nos dé la posibilidad de formar una familia.

Por ello es que cuando llega, es posible que ciertas inseguridades comiencen a perturbarnos e incluso ciertas amenazas comiencen a cernirse sobre la pareja y amenacen así su continuidad.

Es este el momento en que entra en escena la magia para ayudarnos a que ese amor que hemos encontrado, se quede con nosotros para siempre.

Hechizo de amor con prenda íntima y pachulí para que tu pareja esté contigo siempre

Este hechizo tiene la finalidad de lograr que los pensamientos del ser amado te pertenezcan solo a ti. Sin darse cuenta, esta persona tendrá tu imagen de forma permanente en su mente y no habrá ninguna otra persona que despierte su libido ni que haga nacer el amor en su corazón.

  • Materiales: una prenda íntima tuya, una prenda íntima de la persona que amas, cinta roja, una bolsa de tela roja, agua mineral sin gas, miel y esencia de pachulí.

 

  • Momento: luna llena

 

  • Procedimiento: sirve medio vaso de agua mineral y agrégale una cucharadita de miel y tres gotas de esencia de pachulí. Pon las prendas íntimas sobre una superficie y échales el agua con la miel y la esencia.

 

  • Amarre: toma la cinta roja y ata ambas prendas entre sí y recita la siguiente oración: “con esta cinta te acerco y te amarro a mí, a mi vida, a mi corazón y a mi mente. A partir de este momento tu amor y tu pasión serán solo para mí y estaremos unidos hasta la muerte, y más allá aún”.

 

  • Conservación: espera a que se sequen y entonces guarda ambas prendas dentro de la bolsa de tela roja. Consérvalas por siempre y asegúrate de que estén en un lugar al que nadie más tenga acceso.

Oración para evitar el abandono

Algunos hechizos se limitan a una simple, pero muy efectiva, oración. Este es el caso del hechizo que te presentaremos a continuación, cuya finalidad es asegurarte de que tu pareja nunca te deje.

Lo primero es tomar una prenda íntima de tu pareja y atarla a la pata de la cama con la ayuda de una cinta roja. Puedes hacer esto cuando tu pareja ya se haya dormido, ya que la clave fundamental es que jamás se dé cuenta de lo que haces.

Mientras la atas, dices la siguiente oración: “aquí estarás atado/a (nombre), al lugar en el que te amo y me amas, al lugar al que perteneces. Te amarro aquí para que me ames siempre y por siempre, y que nunca jamás me abandones”. 

Desata la prenda antes de que tu pareja despierte. Puedes hacer esto todas las noches, una vez por semana o con la frecuencia que sientas que te resulta cómoda, pero nunca permitas que el ser amado sepa lo que estás haciendo.